Vivimos en la sociedad de la información, en la sociedad-red, en un mundo interconectado. Sin embargo, también vivimos en la de las mediaciones; en la de los contenidos manufacturados, industrial y masivamente; en la de los medios de comunicación unidireccionales, que toman nuestros hogares y nuestros momentos de ocio sin que podamos responder, cuestionar y mucho menos criticar.

En este mundo multipantalla, que nos ofrece cada vez más formas de comunicarnos, estamos, paradójicamente, más desconectados, más aislados en nuestros individualismos y en nuestras conversaciones generadas mediante teclados o los sound bites de los mensajes de voz, en nuestros sentimientos expresados mediante emojis y en la información prefabricada lista para consumir a un clic de distancia.

Afortunadamente esta mediación y el ecosistema globalizado en el que vivimos ofrece más posibilidades que inconvenientes. Desde las culturas locales debemos celebrar la diversidad y hacerla ver al mundo. Podemos, gracias a los nuevos medios a nuestra disposición, elegir las noticias y las historias que realmente nos importan, eliminar las mediaciones que filtran, procesan y tergiversan porciones de realidad y tener un contacto directo entre iguales, entre seres humanos. DocsMX, como festival de cine dedicado a la no ficción, como medio de comunicación —no únicamente de información— es un espacio de encuentro y de agitación cultural que aglutina estas posibilidades, las cuales son más urgentes que nunca en este siglo XXI. Crear conexiones reales, voluntarias, íntimas, empáticas y solidarias.

Somos un festival de historias más que de películas, de razones y excusas para mirarnos a los ojos, de vernos y ver a las y los demás. El cine es comunicación, es un arte que sirve para conversar, no para imponer las condiciones de la conversación. Más que de agendas impuestas y gustos preconcebidos, proponemos un festival de espectadores con la cabeza llena de ideas, pero con la mochila vacía de prejuicios e ideas preconcebidas sobre nosotras y nosotros mismos, sobre los demás y sobre nuestro mundo.

Somos un festival de conexiones reales, de contacto directo, desnudo, entre historias hechas en México o en cualquier otra parte del mundo y las y los asistentes. Conexiones reales porque tenemos el poder de interpretar a nuestro modo cada película, de dialogar con ella, de contradecirla, de hacerla nuestra. Porque así es también DocsMX, de cada uno de nosotros, de nosotras.